NACHO MEDINA, fundador de A.A. Pilaristas F.S., primera persona que dirigió el equipo y responsable de la sección de fútbol sala del Club Pilaristas. También es el coordinador de la Liga de Antiguos Alumnos del Colegio Nuestra Señora del Pilar. Es nuestro "PRESIDENTE".

 

P-. Hola Nacho. Por empezar desde el principio, ¿nos puedes contar cómo y cuándo surge la idea de crear un equipo sénior en el Colegio?

R-. La idea surge de forma natural y espontánea. Era natural que un grupo de antiguos alumnos míos que jugaban la Liga de Colegio se juntasen para jugar un torneo muy popular en Madrid. El Open de la Ermita juntaba a una gran cantidad de equipos, que durante la temporada disputaban en aquellas instalaciones un muy prestigioso torneo. Aunque la mayor parte de los jugadores eran del Colegio, el patrocinio provenía de un íntimo amigo mío de la infancia. El equipo por aquel entonces se llamaba YNSADIET. Después de varios años compitiendo y mejorando el grupo poco a poco, conseguimos el sueño de ganar esa importantísima competición.

Tras ganar la competición, de forma espontánea surgió la idea de salir de ese torneo y entrar en la competición federada, ya con antiguos alumnos casi exclusivamente.

Desde 1984 los equipos colegiales competían en Federación y es en 1995 ó 1996 (1995 le corrijo), cuando iniciamos la categoría sénior en la Tercera Regional Madrileña, coincidiendo con la nueva instalación cubierta en el Colegio.

 

P-. Imagino que llegar a categoría nacional, participar en la Copa de la Comunidad de Madrid o jugar la Copa de S.M. El Rey contra un equipo como Caja Segovia, era algo impensable.

R-. Era un sueño. Pero lo que siempre he tenido claro es el tremendo potencial que tiene el alumno del Colegio. Será pasión de pilarista, pero he visto tanta calidad, ilusión, entrega... y muchas peculiaridades comunes a nuestros alumnos, que me hacían soñar con logros que más tarde se han ido produciendo.

En los ochenta jugamos varios partidos contra el Real Madrid, en el patio sur y en el antiguo pabellón de la Ciudad Deportiva. Fue un hito en aquella época. Posteriormente el Real Madrid abandonó esa sección. En los noventa, los éxitos conseguidos en el Open de Madrid creo que fueron lo más significativo.

También tengo que destacar trofeos conseguidos por los equipos base. Campeonatos autonómicos y acceso a los campeonatos nacionales. También algún trofeo en la competición de Copa.

La década del 2000 a 2010 fue la consolidación del sénior con un grupo de jugadores y entrenadores cada vez más comprometidos y competentes. El equipo ascendía con suma facilidad y se coloca en una categoría nacional impropia de un Colegio.

Y es del 2010 en adelante cuando conseguimos el momento más histórico de nuestra sección, el partido contra Caja Segovia en la Copa de S.M. El Rey en nuestro pabellón.

 

P-. Cuando se creó el equipo, ¿cómo se decide quién es el encargado de dirigirlo y la elección de jugadores? ¿Cómo se ha ido haciendo con el paso de los años?

R-. El sénior PILARISTAS se creó a finales del siglo pasado, en 1995. Como ya he indicado antes, fue la continuación lógica del equipo que jugaba el Open de Madrid. En los últimos años de ese torneo era Julio Banacloche quien me hacía las funciones de segundo entrenador. También entrenaba en las categorías base y jugaba y arbitraba el Torneo de Antiguos Alumnos del Colegio.

Julio merece un apartado especial. Él fue quien dio una seriedad y unos valores que su personalidad reflejaban con suma claridad. Sin su aportación al sénior, y en general a la sección de fútbol sala del Club Pilaristas, no creo que hubiéramos llegado donde estamos actualmente.

En ésta y en otra cualquier entrevista tendré que agradecerle cómo en 1990 se responsabilizó de mi trabajo en el Club Pilaristas. Una operación de espalda me obligó a parar casi una temporada y fue Julio la persona que, de forma desinteresada, continuó mi trabajo en el Club.

A partir del 2000 creo recordar que es Julio, siempre pidiéndome consejo, el que conformaba la plantilla del equipo sénior. El Torneo de Antiguos Alumnos del Colegio y los juveniles correspondientes eran la base del equipo.

Pero otros entrenadores también dejaron su impronta personal: cómo no recordar a Tono Vives y su desbordadora simpatía, o la seriedad de Jorge Avilés.

Ahora es Pablo Núñez quién lleva las riendas del equipo.

 

P-. ¿Qué valores son los que imperan en el equipo? ¿Se mantienen aquéllos con los que se empezó? ¿Cuáles son los objetivos deportivos y personales antes de empezar cada temporada?

R-. Los valores que imperan en el equipo son los que hemos aprendido en nuestra educación marianista. No es necesario poner por escrito algo que todos entendemos como propio de nuestra identidad. Ése es el principal valor y el que rige todas nuestras actitudes dentro y fuera del terreno de juego.

Palabras como amistad, compañerismo, honestidad, entrega, pasión por el Colegio y lo que representa, son nuestros objetivos y siempre están muy por encima de los resultados.

 

P-. ¿Qué diferencias encuentras entre lo que fue el primer equipo desde su fundación hasta el que se encuentra jugando en la actualidad, al margen obviamente de los jugadores y cuerpo técnico?

R-. Las diferencias son evidentes. Todo ha mejorado. Se juega mejor en todos los aspectos. Esa mejora es producto del interés en aprender de nuestros técnicos.

 

P-. ¿Cuáles son los principales obstáculos con los que se ha ido encontrando el equipo para su supervivencia?

R-. El principal obstáculo siempre ha sido el mismo, el apartado económico. Se va solucionando con la impresionante imaginación e interés de gente como Luis Hernando actualmente y Julio en su momento. Maratones, Lotería de Navidad, rifas, carnets de socio, pequeñas aportaciones de comercios de la zona y muchas más ideas que van generando lo suficiente para cubrir la temporada.

Lo más importante es que la ilusión por el proyecto se va transmitiendo de promoción en promoción de forma natural. Los jugadores colegiales ven el trabajo y ejemplo que en todo momento les ofrecen sus entrenadores, muchos de ellos jugadores de A.A. Pilaristas F.S. Ese ambiente les va gustando y va formando el germen de los nuevos entrenadores y de los futuros jugadores del sénior.

 

P-. Hace años, en el Colegio las clases eran de más de 40 alumnos y la mayoría chicos. Hoy en día hay menos alumnos por clase y más chicas. ¿Influye esto en la composición del equipo?

R-. Es evidente. Hace veinte años para completar el juvenil teníamos unos 350 alumnos, que se repartían entre fútbol sala y baloncesto. Actualmente, en Bachillerato hay unos 150 alumnos para los dos deportes. Este balance tan desequilibrado se compensa con un mejor trabajo técnico, táctico y físico.

 

P-. ¿Qué opinión te merece la incorporación al equipo de jugadores no antiguos alumnos del Colegio?

R-. Es una aportación muy interesante. El 100% de los jugadores que se han incorporado han aportado cosas que no podíamos ni imaginar. Me gustaría nombrar a un ex jugador que no sólo reúne esa función sino también la de entrenador; Antonio López Chica lleva varios años dando un ejemplo a los alumnos del Colegio de cómo entrenar, jugar y actuar en cualquier momento, siendo siempre fiel a los valores que el Colegio intenta inculcar entre sus alumnos.

 

P-. ¿Cómo ves el futuro del equipo tanto deportivo como económico?

R-. Con el grupo de entrenadores que hay actualmente es imposible no ser optimista. No me equivoco si digo que nunca he tenido un equipo de técnicos tan cualificados, entregados y, sobretodo, tan amigos unos de otros. El sentido del humor y la categoría humana hace que el trabajo en equipo sea un aténtico placer. Estamos en nuestra casa y con nuestros amigos; no se puede pedir más.

 

P-. ¿Ves reflejado en el sénior lo que se trabaja en las categorías inferiores del Club?

R-. La unión es muy íntima. Desde el primer equipo, el benjamín, entrenado por Pablo Núñez (sin ninguna duda el presente y futuro del Club), hasta el último, el juvenil, entrenado por Luis Hernando (uno de los motores incansables del Club), tienen una conexión natural con el sénior, entrenador también por Pablo Núñez. El esquema no podría ser mejor.

 

P-. ¿Qué conexión hay entre el equipo y la Liga de Antiguos Alumnos que se disputa cada fin de semana en el Colegio?

R-. Hay jugadores de interno que jugaron en el sénior hace cinco, diez, quince e incluso veinte años. Normalmente son un ejemplo en el Torneo. Todos los equipos tienen una información detallada e inmediata de los partidos de A.A. Pilaristas F.S. Casi todos los componentes actuales del equipo juegan en esta competición y dan con su presencia un plus de calidad y competitividad.

La conexión es plena. Para mi, el sénior es también un producto de la Liga de Antiguos Alumnos.

 

P-. ¿Qué sentiste el día del partido contra Caja Segovia, con un pabellón a rebosar y jugando ante todo un campeón de Europa? ¿Destacarías algún otro momento especial?

R-. Como he comentado en alguna pregunta anterior, ese partido ha sido la culminación de una historia colegial dedicada al fútbol sala. Fue todo perfecto y los que me conocen saben que con lo que más disfruté fue con la deportividad que presidió el encuentro. El campeón vio cómo un equipo de Colegio jugaba con una calidad e intensidad increíbles. Pero lo fundamental es que por encima del resultado, primaba el respeto al contrario y no se vio ni una sola jugada antideportiva.

Otro momento que yo recuerdo con mucho cariño fue la final del Open de Madrid. Pirri, Miguel, Chipi, Paco, Josele, Gonzalo, Manolo, Fede, Guillermo y algunos más formaron para mi un grupo de personas muy especial. Ese recuerdo nos quedará para toda nuestra vida y cada vez que nos vemos, con un simple abrazo, revivimos esos momentos.

 

P-. La más difícil; ¿te atreverías a dar tu quinteto ideal de entre todos los que han jugado en A.A. Pilaristas F.S.? ¿Qué jugador es el que más te ha deslumbrado?

R-. Mi quinteto podría ser:

  • Portero: Jesús Heredero, Chuspi.
  • Jugadores de campo: Alfonso Gómez, Miguel Trueba, Miguel Gil y Manolo Olivares.

 

P-. ¿Te gustaría decir algo a los integrantes de la plantilla?

R-. Que disfruten del deporte, del grupo y de nuestro Colegio. Formáis un equipo integrado por amigos y representáis al Colegio Nuestra Señora del Pilar. Lo estáis haciendo muy bien y ese es mi principal orgullo. Pilaristas tiene una fama conseguida por gente como vosotros durante mucho años.

 

P-. Por último, ¿desearías agregar algo más?

R-. Agradecer a Luis Hernando la oportunidad que me ha dado de recordar momentos inolvidables y apreciar lo que hemos conseguido entre muchos pilaristas.

Tengo una gran virtud y ahí no soy nada humilde. He conseguido rodearme de gente extraordinaria y habitualmente más competente que yo. De esa forma, el fútbol sala se ha desarrollado en el Colegio de una manera espectacular. Somos el primer Colegio de Madrid y en España hay muy pocos centros educativos que estén a la altura de Pilaristas.

Gracias Luis por la entrevista.

 

Y a Fucho Vázquez de Parga, añado, que es quien redactó las preguntas.

 

FORZA PILARISTAS