FUCHO VÁZQUEZ DE PARGA, ex jugador y capitán muchos años de AA Pilaristas FS, máximo goleador histórico, y que sigue muy vinculado a nosotros. Decir Fucho es decir, además de gol, brazalete de capitán. Cuando él habla, poco queda más que escuchar y aprender.

Con permiso de sus antecesores y sucesores, es nuestro CAPITÁN.

 

P-. Hola Fucho. Una facilita. ¿Qué significa para ti AA Pilaristas FS?

R-. AA Pilaristas FS en particular y el Colegio en general, han sido parte fundamental en mi vida. Allí estudié de 1º EGB a COU y jugué diez años en categorías inferiores y otros diez en el sénior, así que te puedes imaginar lo que ha supuesto para mí. Casi todas mis amistades, directa o indirectamente, están relacionadas con el fútbol y el Colegio. Y AA Pilaristas fue mi pasión y mi prioridad durante muchos años. Le debo mucho.

 

P-. Cuando se creó el equipo tú eras juvenil. ¿Pensabas que llegarías a jugar en él?

R-. La verdad es que yo tuve suerte por dos motivos. Uno, que el entrenador del juvenil y del sénior era el mismo, Julio Banacloche y eso siempre facilita las cosas porque te conoce bien y sabe de lo que eres capaz. Y lo segundo, que el sénior jugaba en una categoría inferior a su nivel, la mayoría de los partidos los ganaba por goleada, y eso permitía que los “niños” tuviésemos la oportunidad de jugar muchos minutos sin temor a que nuestro rendimiento pudiese afectar al equipo. Eso ahora no es posible ya que todos los partidos son de máxima exigencia y sólo juegan los mejores.

 

P-. ¿Algún jugador en quien te fijaste especialmente cuando eras pequeño?

R-. Quien tiene hermanos mayores siempre tiende a fijarse y a aprender de ellos. Solía ir a ver sus partidos y fueron quienes me inculcaron la pasión por el fútbol. Y los dos mejores amigos de mi hermano Nico eran Miguel Trueba y Chipi, a los que siempre admiré; a uno por su elegancia jugando, su templanza y calidad, y al otro por su carácter ganador y el gol que tenía. Aprendí mucho viéndoles y después tuve la suerte de aprender jugando con ellos. Tampoco puedo olvidar a Lolo, que no sólo hacía todo bien, sino que además tenía la virtud de que te enseñaba cómo hacerlo.  

 

P-. Tu trayectoria y la de Julio Banacloche van unidas, pues siempre coincidisteis y fue tu único entrenador aquí. ¿Algunas palabras para él? 

R-. Julio ha sido mucho más que un entrenador para mí. Una de las personas más influyentes de mi vida, siempre en lo positivo. No hay espacio para poner todas las veces en las que he recurrido a su ayuda y siempre ha estado ahí. Fue importante en mi desarrollo como jugador, pero mucho más en lo personal. Un amigo incondicional. Y quien conoce la historia de AA Pilaristas FS sabe que, sin Julio, el club nunca hubiera podido llegar hasta donde ha llegado.

 

P-. ¿Le dirías algo también a Nacho Medina, "nuestro presidente"?

R-. Otro grande con todas las letras. Qué sería de nosotros sin una figura como la de Nacho, amante de este deporte y un trabajador incansable. Creador de AA Pilaristas FS y de una Liga de Antiguos Alumnos espectacular, que nos permite seguir viéndonos con muchos compañeros del colegio. Merece un monumento.

 

P-. Coincidiste con muchos y muy distintos jugadores, tanto de personalidad como de juego. ¿Es fácil la convivencia en este equipo?

R-. Muy fácil. Esa es una de las señas de identidad de este equipo, y una de sus principales armas; el buen ambiente que reina en el vestuario. Más que un club, siempre se nos ha visto como un equipo de amigos que juega una liga seria. Y era una realidad.

 

P-. Jugaste en dos etapas distintas en el Bohemios FS de Tenerife. ¿Mucha diferencia entre jugar en AA Pilaristas FS a hacerlo allí?

R-. Siempre es complicado pasar de un sitio en donde estás curtido, te sientes importante en el equipo y juegas con amigos, a otro completamente nuevo, en otra ciudad y en el que nadie te conoce. Pero gracias a Dios caí en el sitio adecuado y me acogieron de maravilla desde el principio y estuve muy a gusto allí. Sigo teniendo contacto con mucha gente con la que coincidí en Tenerife.

 

P-. Diez temporadas dan para muchos partidos. Decantarse por uno solo es complicado pero, ¿quieres señalar alguno que te traiga gratos recuerdos?

R-. Uno de ellos fue cuando jugamos la final del ‘Open as’ contra veteranos de Interviú, ante más de 500 personas, televisado… fue un momento muy especial. Y el otro, sin duda, fue mi último partido con AA Pilaristas FS, la final de Copa contra Móstoles en un partido épico que ganamos 9-8 con un gol mío de penalti a falta de 14 segundos. No pude tener una retirada mejor.

 

P-. Pichichi histórico del sénior con 309 goles, ¿ves peligrar tu récord?

R-. Mientras el equipo siga compitiendo en Segunda B, la antigua Nacional ‘A’, es muy complicado. Mis números son los que son porque en los primeros años jugábamos en categorías bajas y nos hinchábamos a meter goles. Tuve suerte con las lesiones, tiraba penaltis, dobles penaltis, finalizaba algunas jugadas de córner… hay muchos factores que me han beneficiado para llegar a esa cifra. De hecho, Moro ha metido más goles que yo si nos atenemos sólo a los goles en Nacional ‘A’. Pero tampoco te voy a negar que me hace ilusión encabezar esa lista, claro.

 

P-. Sigues muy ligado al sénior. ¿Cómo ves el futuro a nivel deportivo y económico?

R-. A nivel deportivo el futuro es prometedor, porque la media de edad es muy baja y además se sigue trabajando muy bien en categorías inferiores para que sigan apareciendo jugadores. En lo económico siempre es una incógnita, porque es una categoría muy costosa y no son tiempos fáciles para encontrar patrocinadores. Pero tengo fe en que podamos seguir adelante.

 

P-. ¿Quieres decir algo a los actuales entrenadores y jugadores?

R-. A los jugadores agradecerles el sacrificio, compromiso y la dedicación que me consta hacen semana tras semana por defender esta camiseta.

Los entrenadores merecen una mención especial. Moro es uno de los mejores jugadores de la historia del Club y cuando una lesión lo apartó de las canchas, siguió contribuyendo desde el banquillo y para todo lo que haga falta. Y Pablo Núñez, con ofertas y nivel para jugar en categorías superiores, fue capaz de colgar las botas y hacerse con las riendas del equipo para solucionar un problema con la búsqueda de un entrenador. Y con éxito, pues da gusto ver jugar a este equipo. Ambos tienen toda mi admiración. Y aunque ahora esté algo más desligado, quiero acordarme de Jorge Avilés, por los muchos años de entrega al equipo como jugador, preparador físico y entrenador. Este equipo le debe mucho.

 

P-. ¿Algún jugador de la plantilla actual con el que no coincidiste y te habría gustado hacerlo?

R-. Todos tienen nivel para haber jugado en los equipos de mi época, pero lo cierto es que jugadores de la talla de Julito y Alfonso, ¡nos hubiesen venido muy bien!

 

P-. Pregunta obligada en nuestras entrevistas. ¿Tu quinteto ideal?

R-. Bueno, pregunta difícil sobre todo por si me dejo a alguien que lo merezca, que seguro que sí, así que le pido disculpas de antemano. Y es inevitable que me refiera a jugadores con los que coincidí, aunque me consta que los hubo muy buenos antes y después de mi paso por el equipo.

En la portería, el primero que me llamó la atención fue Josele Inchausti, al primero que vi con maneras de portero de fútbol sala por cómo tapaba y cómo sacaba. Después llegaron otros con unos reflejos impresionantes como Pirri, Yayo y más recientemente Javi Ruiz. Pero si tengo que quedarme con uno, ese es Chuspi. A su mejor nivel, no he visto a nadie parar más que él.

Como cierre, no puedo obviar a Cobo, fueron muchos años beneficiándome de su potencia, su disparo y contundencia; tampoco a Borjita, poca gente he visto jugar a esto con más inteligencia que él. O Luiser, el mejor en anticipación y un portento físico; pero el número 1 fue Miguel Trueba. Lo tenía todo, era un placer verle jugar siempre.

En las alas, destacaría a Juanjo, un jugador diferente, capaz de revolucionar y desequilibrar partidos con su velocidad y desborde. Pero los dos elegidos los tengo claros. Uno de ellos es, sin duda, Moro: jugador total, defendía y atacaba con la misma efectividad. Asistía y marcaba con la misma facilidad. Un fenómeno. Y por otro lado Pablo Núñez, si bien Pablo podía aparecer como cierre, ala o punta, porque jugó, y a gran nivel, en todas las posiciones. Ganador, con desborde, mucho gol… un crack.

Y en la punta, sería indudablemente Lolo de no ser porque su calidad le llevó a jugar en categorías superiores durante algunos años. Podría ser chipi, uno de esos jugadores que debe tener todo equipo por la facilidad que tenía de encontrar la portería contraria. También Penche, un artista con el balón en los pies y muy bueno de espaldas a portería. Pero hay que mojarse y me quedo con Javi Núñez. Levantaba los “oh” de la grada con sus regates, tenía una velocidad endiablada y era un incordio constante para todas las defensas. Muchos de mis goles llevan su colaboración directa o indirecta.

 

P-. Resumiendo, Chuspi en la portería, Miguel Trueba en el cierre, Moro y Pablo Núñez en las alas y Javi Núñez en el pívot.

Por último. ¿Desearías agregar algo más?

R-. Agradeceros el haber contado conmigo para esta entrevista y felicitaros tanto por la web, como por las constantes iniciativas que tenéis (redes sociales, búsqueda de patrocinadores, socios, merchandising…) y que demuestran que este equipo está muy vivo. ¡¡¡FORZA PILARISTAS!!!

 

Gracias a ti Fucho. Un placer charlar contigo de fútbol como siempre.

 

FORZA PILARISTAS